La ILP sobre la dación en pago comienza a recoger firmas y fedatarios públicos a través de DNIe y Mifirma.com

  • Por primera vez en España será posible tanto la captación de firmas como de fedatarios públicos a través del uso del DNI electrónico y otros sistemas de firma electrónica
  • El sistema cuenta con el visto bueno de la Junta Electoral Central, organismo encargado de velar por que se cumplan las garantías técnicas y legales
  • Se utilizarán los servicios que ofrece Mifirma.com y se contará con el apoyo de su cualificado grupo de expertos

El pasado día 23 de abril comenzó el plazo para recabar los apoyos necesarios —500.000 al menos— a fin de que la Iniciativa Legislativa Popular sobre regulación de la dación en pago de la vivienda para saldar la deuda derivada de hipotecas sea debatida en el Congreso de los Diputados. El grupo que actúa como Comisión Promotora de la misma, CCCO-Catalunya, Confederació d’Associacions Veïnals de Catalunya –CONFAVC, Observatori DESC, la Plataforma d’Afectats per la Hipoteca, la Taula del Tercer Sector i UGT-Catalunya, ha elegido los servicios de Mifirma.com para tratar de conseguir dicho objetivo aprovechando las posibilidades que ofrece Internet y, en concreto, la posibilidad de firmar la iniciativa con plenas garantías utilizando el DNI electrónico y otros sistemas de firma electrónica admitidos legalmente.

¿Qué es una Iniciativa Legislativa Popular (ILP)? Consiste en plantear ante las Cortes Generales una propuesta de regulación para que sea debatida y, en su caso, aprobada como Ley. Se trata de una herramienta de participación política contemplada en el artículo 87.3 de la Constitución y regulada en la Ley Orgánica 3/1984, de 26 de marzo, donde se establecen los requisitos necesarios para que la proposición de Ley se debata en sede parlamentaria, así como las materias sobre las que puede versar una ILP.

La utilización de firma electrónica para este tipo de iniciativas se encuentra prevista en la legislación española desde el año 2006 y, de hecho, se ha utilizado el DNI electrónico con anterioridad para firmar otras propuestas legislativas. Sin embargo, la ILP para la dación en pago podría convertirse en la experiencia más relevante que se haya puesto en marcha en España por cuanto el colectivo de afectados es ciertamente elevado y, sobre todo, en la medida que se trata de una problemática de máxima actualidad en el contexto de crisis política, económica y financiera que se está viviendo en los últimos años.

Mediante la utilización de las herramientas que ofrece Mifirma.com se garantiza el estricto cumplimiento de las exigencias legales para este tipo de actuaciones según ha admitido la Junta Electoral Central y, sobre todo, se simplifica enormemente el uso del DNI electrónico como valor añadido ya que, a diferencia de lo que sucede habitualmente, no resulta necesario instalar nuevas aplicaciones que complican y, en consecuencia, dificultan al usuario el proceso de firmado.

Los responsables de Mifirma.com consideran que el impulso y la democratización de los instrumentos de participación política han de plantearse necesariamente en la actualidad desde el fomento del uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones —TICs—. Por ello, la apuesta de Mifirma.com no se limita únicamente a dar soporte técnico y asesoramiento jurídico a los promotores de este tipo de iniciativas sino que también se ofrecen servicios avanzados en la gestión de las mismas basadas en planteamientos innovadores. Desde este planteamiento:

  • se facilita la captación de “fedatarios especiales” durante el proceso de firma electrónica del apoyo a la iniciativa, de manera que quien lo desee puede también realizar la declaración jurada que le permita después colaborar con la Comisión Promotora en la recogida presencial de firmas manuscritas;
  • se permite a la Comisión Promotora gestionar la adquisición por parte de los usuarios que deseen apoyar la ILP de los lectores para el uso del DNI electrónico en condiciones ventajosas;
  • se aprovecha el potencial que, en relación con el uso de la firma electrónica, supone que España sea el país del mundo con la mayor implantación del documento de identidad electrónico —más de 25 millones a finales de 2011—.

 Para la recogida de firmas, mifirma.com utiliza la plataforma Tractis que soporta certificados electrónicos en 15 países y permite utilizar el DNIe sin instalar los drivers en el equipo por parte del usuario, logrando la máxima facilidad de uso posible.

Se trata, por tanto, de servicios que ofrecen un destacable valor añadido en el caso de las ILPs por cuanto una de las principales dificultades para que prosperen y su contenido se debatido en las Cortes Generales radica en que se logren al menos 500.000 apoyos. Más aún, dada esta elevada exigencia cuantitativa, el uso de medios electrónicos para recabar los apoyos y, sobre todo, gestionar la documentación asociada resulta imprescindible, de manera que las innovaciones ofrecidas faciliten sustancialmente la actividad a desarrollar por la Comisión Promotora.

De este modo MiFirma.com refuerza su liderazgo en el compromiso de ofrecer a la sociedad medios sencillos para, a través de la tecnología, ejercer eficazmente sus derechos de participación en los asuntos públicos.

MiFirma.com en el artículo «Otra resurrección del DNIe» de ElPaís

El País ha publicado el artículo «Otra resurrección del DNIe» en la que se incluye una mención a MiFirma, afirmado que:

Iniciativas como MiFirma.com, que reúne firmas con validez legal para apoyar causas populares, demuestran que el DNIe es un gran invento. Solo falta utilizarlo.

No podemos estar más de acuerdo. Ya son más de 25 millones de ciudadanos que disponen de DNIe y desde MiFirma seguiremos trabajando para conseguir cambio social por medio de este instrumento, además por supuesto de a través de todos los demás certificados válidos de firma electrónica que soportamos.

La Junta Electoral Central responde al escrito de MiFirma: Aceptamos las firmas si proporcionáis vuestro propio sistema de verificación [20-N]

Reproducimos el post de 10 de octubre de 2011 en Negonation sobre la recolección de avales de Mifirma

En nuestro último post, anunciábamos que la plataforma MiFirma comenzaba a recoger avales con firma electrónica en desobediencia a las limitaciones injustificadas impuestas por la Junta Electoral Central (JEC), en cuanto a los formatos de firma electrónica admisibles para la recogida de avales.

Acabamos de recibir la respuesta de la JEC al escrito presentado el viernes 30 de Septiembre. La JEC redirige la consulta a la Oficina del censo, la entidad encargada de la verificación (validación) de los avales (firmas) recogidas. La respuesta de la JEC está fechada el miércoles 5 de Octubre, aunque hasta el final de la mañana del viernes 7 no recibimos llamada de la JEC preguntando por un fax donde adelantar su respuesta (no utilizan email). Hoy lunes 10 de Octubre hemos recibido dicho fax.

¿Cual es la respuesta?

Puedes descargar la respuesta de la JEC aquí. Juzga por tí mismo:

El Interesado expone la limitación que supone restringir el tipo de firma electrónica admitido, conforme al Anexo de especificaciones técnicas de la Instrucción 7/2011, de 15 de septiembre de 2011, de la Junta Electoral Central, relativa al procedimiento de acreditación de firmas de apoyo de candidaturas al Congreso de los Diputados, al Senado y al Parlamento Europeo previsto enl os artículos 169 y 220 de la LOREG.

Solicita que se admitan otros tipos, incluidos en los estándares del apartado III.4.4.a de la Norma técnica de interoperabilidad que desarrolla el Esquema Nacional de Interoperabilidad, aprobada por Resolución de la Secretaría de Estado para la Función Pública de 19 de Julio de 2011.

La Oficina del Censo Electoral informa que no está en disposición de atender a lo requerido para que pudiera ser aplicable a las Elecciones Generales de 20 de noviembre.

No obstante la restricción impuesta, cualquier interesado puede aportar un sistema de verificación propio, conforme a lo establecido en el apartado 5.6 de la citada instrucción.

¿Qué significa esta respuesta?

Es una respuesta extraña. Casi más importante que lo que dice, es LO QUE NO DICE:

En ningún momento, ni la JEC ni la Oficina del censo entran a discutir el fondo del asunto del escrito de MiFirma, es decir, si la JEC tiene potestad para limitar los formatos de firma aceptados en la Norma Técnica de Interoperabilidad (NTI).
En ningún momento, ni la JEC ni la Oficina del censo contradicen las afirmaciones realizadas en el escrito de MiFirma, es decir, que la JEC no puede limitar injustificadamente los formatos de firma admisibles. En otras palabras, no afirman que exista un derecho o potestad de la JEC para limitar los formatos de firma ni tampoco que exista una obligación de los partidos/plataformas de someterse a tal limitación.
En ningún momento, la respuesta de la JEC da a entender una imposición del formato de firma descrito en el Anexo de la Instrucción, simplemente se afirma que la Oficina del Censo “no está en disposición de atender lo requerido” a tiempo de las elecciones del 20-N. Se deduce que no es que los restantes formatos de firma aceptados por la NTI no sean válidos, sino que la Oficina del Censo no dispone de los sistemas de verificación adecuados para validarlos.
La última frase reconoce la existencia de un “restricción impuesta” y afirma que, no obstante, el interesado (MiFirma/Tractis) puede aportar un sistema de verificación propio conforme a lo establecido en el apartado 5.6 de la citada instrucción.

En resumen, la JEC y la Oficina del censo dejan la puerta abierta a cualquier formato de firma que cumpla lo establecido en el apartado 5.6 de la Instrucción, siempre y cuando el interesado aporte un sistema de verificación propio que permita validar las firmas que el el sistema de la JEC-Oficina del Censo actualmente no puede validar. ¿Y qué dice el apartado 5.6 de la Instrucción?

5.6. La recogida de avales mediante firma electrónica debe entenderse válida siempre que se ajuste a lo dispuesto por la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de firma electrónica, modificada por la Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedadde la Información. En consecuencia, las firmas deberán realizarse con un certificado electrónico de los reconocidos por la Sede electrónica del INE https://sede.ine.gob.es. A tal efecto, el representante de la candidatura o de la agrupación de electores deberá comunicar a la Junta Electoral competente el sistema de firma electrónica y de verificación de firma utilizado, que deberá incluir el sello o marca de tiempo en el que se realiza la firma. Se adjunta Anexo con los criterios estadísticos para las certificaciones por muestreo y especificaciones técnicas sobre los sistemas de firma.

¿Pero era necesario este lío?

De la lectura del apartado 5.6 pudiera deducirse que MiFirma y Tractis están montando un revuelo innecesario acerca de algo que ya estaba aclarado en la propia Instrucción. Después de todo, el 5.6 habla de que la recogida será válida si se ajusta a la ley de firma electrónica, los certificados listados en el INE e incluso menciona que podrá indicarse el sistema de firma electrónica y de verificación de firma utilizado. El problema viene en la última frase del párrafo. Un párrafo que tiene 2 partes: una primera parte que reconoce todo lo que defiende el escrito de MiFirma y una segunda parte (la última frase) que, además, añade una referencia a un Anexo donde se fijan “las especificaciones técnicas sobre los sistemas de firma” cuando en dicho Anexo solo se menciona un único formato de firma, el que la Oficina del Censo puede validar a tiempo para las elecciones del 20-N.

En resumen, lejos de ser trivial, la reclamación de MiFirma es muy relevante y la respuesta de la JEC muy clarificadora. Relevante porque el escrito de MiFirma denuncia precisamente la inclusión de esa última frase (o “restricción impuesta” tal como reconoce la propia JEC). Clarificadora porque la respuesta de la JEC se cuida muy mucho de no mencionar “otros sistemas de firma” distintos a los del Anexo, solo menciona que “otros sistemas de verificación” son posibles. Sin ánimo de hacer sangre en la herida, entendemos que cuando la JEC deja la puerta abierta a los avales recogidos en MiFirma, recurriendo al 5.6, en realidad, se está refiriendo a la primera parte del párrafo y no a la segunda (última frase).

El “lío” era, y mucho, necesario. Es extremadamente importante que no se establezcan precedentes que establezcan limitaciones injustificadas (p.ej: determinados formatos de firma) al futuro uso de la firma electrónica en iniciativas políticas.

¿Qué va a hacer MiFirma ahora?

A falta de 6 días para que termine el plazo de recogida de avales, el plan es continuar haciendo exactamente lo que se ha venido haciendo desde el 5 de octubre: recoger avales con firma electrónica para distintos partidos políticos, en el formato generado por Tractis (internally detached) y, a continuación, apoyándose en (la primera parte de) el apartado 5.6 de la Instrucción y la propia respuesta de la JEC, suministrar un sistema de verificación (validación) propio solicitando se acepten todos los avales recogidos.

Boletines, artículos y soporte sobre democracia electrónica