“Palabras en busca del cambio”

Así se llama el certero artículo que Ana Cubillo ha publicado en Bottup sobre la necesidad de una gran parte de la sociedad española de canalizar su descontento hacía vías que favorezcan una democracia más social.

Menciona MiFirma varias veces. Nos quedamos especialmente con esto:

Hasta la llegada de la firma digital, las Iniciativas Legislativas Populares conllevaban un gran esfuerzo frente a un resultado bastante incierto, ya que se requerían 500.000 firmas, recogidas durante nueve meses, sin garantías de que la propuesta presentada fuera aprobada. Según explica David Blanco, Mifirma.com pretende hackear el sistema de captación de los llamados fedatarios especiales: “No se trata de recoger solo firmas a través de la Web, sino de conseguir que parte de los firmantes se consignen como fedatarios y se encarguen de recoger otras tantas firmas a mano. Esa es la revolución”.

Hackear una ILP

La Comisión Promotora lanza la ILP a través de MiFirma.com.

Cada firmante online se compromete a recoger 50 firmas de forma tradicional entre amigos, conocidos y familia, para lo cual la Comisión Promotora le remite los dos pliegos de firmas de la Junta Electoral al nuevo fedatario, que dará fe de que toda firma que él o ella recojan será auténtica.

Cada vez falta menos.

2 pensamientos en ““Palabras en busca del cambio””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *